Mitja veda atípica de guatlla a Castella i Lleó | Cinegeticat - Portal referència de caça
Hechos de caza

Media veda atípica de codorniz en Castilla y León

Miquel Serra - Soria - 08/27/2018

Esta primavera / principios de verano, contrariamente a años pasados, la pluviometría y temperatura fue del todo anormal prácticamente en toda España, y Castilla y León no fue una excepción. Las precipitaciones fueron frecuentes y generosas y las temperaturas bastante frescas para la época.

Estas condiciones hicieron que la vegetación subiera abundante y espesa, pero también provocaron que el ciclo de los cereales se alargara, de modo que, si antes la siega comenzaba a finales de junio y terminaba a finales de julio, este año a medio agosto todavía quedaba mucho para recoger.

Este clima particular obviamente ha afectado a las aves. Tanto que en el caso de la codorniz podemos decir que practicamente se ha perdido una generación. En los días de la "desveda", eran apenas pequeños polluelos; los más retrasados del año nacidos aquí, llamados "igualones". Este año, entre la llegada de las aves y "desveda" no han tenido tiempo para hacer un buen nido, eran del tamaño de sus padres, saliendo polladas en un par de semanas, incluso días. Y no sólo eso, puesto que en el segundo día de caza de esta Veda, a un compañero paseando por el rastrojo le saltó una codorniz de los pies. Por suerte falló, pero cual fue su sorpresa cuando miró al suelo y vio que había un nido con 6 huevos calientes! Otros conocidos que me han comentado que, algunos pájaros cazados estos días, al desplumarlos aun tenían huevos dentro.

Todo este desbarajuste, pienso que causado por el cambio climático, está haciendo que en este comienzo de la media veda, aquí en Soria se encuentren muy pocas codornices adultas y salgan algunas polladas de diferentes edades, que muchos cazadores solemos respetar, lo que no hacen los perros, cogiendo algunas.

Las capturas de esta media veda atípica son escasas. Muchos cazadores se plantean dejar de cazar, por el aburrimiento de pisar rastrojos todo el día sin poder llevar a casa ni una sola codorniz. En cambio, otros tienen la esperanza de que dentro de los campos aún para recoger quede alguna codorniz. Mirando más allá, como que en las provincias del norte de Castilla aún va más atrasada la cosecha, cuando la hagan, al coincidir con la luna llena de septiembre (punto de partida para la emigración), las codornices de allí bajarán hacia el sur.

Así pues, estas condiciones han hecho que una temporada que se preveía buena haya resultado la más mala de los últimos años.


Deja un comentario

cinegeticat gifPublicidad
En %re blogueros les gusta esto: