Actualidad

La oruga y el perro

M.D - Solsona - 02/29/2016

¿QUÉ ES LA PROCESIONARIA?

La oruga procesionaria (Thaumatopoea pityocampa) Es una mariposa que actualmente se presenta como una plaga muy extendida en los bosques y parques de pinos, lugares donde es fácilmente visible por las características bolsas que coronan las copas de la mayoría de árboles. En los últimos años ha aumentado peligrosamente su presencia en los bosques, lugares donde las personas, los perros cazadores y otros animales salvajes sufren las consecuencias.

IMG_6374
Thaumateopoea pityocampa

Quan es troba en la seva fase d’eruga s’alimenta de les fulles verdes dels arbres, fent-la mereixedora d’una gran atenció perquè arriba a comprometre seriosament la salut de les masses forestals. Al final de la tardor fa les característiques bosses blanques que s’observen a les branques dels pins i durant les darreres setmanes d’hivern, baixa dels arbres per enterrar-se. Per baixar, s’organitza en autèntiques processons d’erugues. Les larves d’aquest insecte són molt sensibles al fred durant les primeres fases del seu desenvolupament. Per això, les temperatures excepcionalment càlides registrades a la tardor i l’inici de l’hivern del 2015, van afavorir que moltes més erugues del que és habitual sobrevisquessin. D’aquesta manera, moltes més erugues van arribar a l’estat en què la processionària és especialment voraç, provocant una greu defoliació en els arbres, deixant-los en un aspecte lamentable.

IMG_6370
bolsa de orugas

Los episodios continuados de procesionaria y la sequía pueden hacer desaparecer los bosques de pinos.

En un principi aquests arbres no acaben de morir, ja que l’avidesa de la processionària només afecta a les fulles verdes i és probable que les gemmes tancades brotin de nou durant la primavera següent. Tot i així, sí que limita greument el seu creixement, i deixa els arbres en unes condicions molt vulnerables per a fer front a paràsits o altres pertorbacions. Aquesta debilitat es pot veure agreujada si els episodis massius de processionària es donen de manera recurrent i es van repetint en els anys combinats amb períodes de sequera. En aquests casos, la supervivència dels pins sí que es pot veure compromesa, provocant que el lamentable aspecte dels boscos no tingui marxa enrere.

Estas orugas tienen en su superficie corporal hasta 500.000 pelos urticantes cada una, los cuales son muy volátiles. Con un poco de viento o un suave contacto, se desprenden y pueden causar graves reacciones tanto a animales como personas.

Bosques del Solsonès
Bosques del Solsonès

De momento no hay registrado ningún caso de mortandad de animales salvajes debido a la procesionaria aunque cazadores de las zonas más afectadas de este año (Berguedà y Solsonès) han observado una disminución de la población de zorros (Vulpes vulpes).

COMO AFECTAN LOS PERROS?

Los perros suelen tener contacto con las orugas vía oral o bien ocular, y en poco tiempo les provoca una reacción de urticaria intensa que viene acompañada por una salivación excesiva, malestar, hinchazón de la lengua, dolor, algún vómito y una conjuntivitis grave los ojos. En los casos donde llegan a lamerse las o tragársela, se observa a la lengua una lesión rojiza que rápidamente evoluciona a un color morado o negro.

lengua afectada por la procesionaria
lengua afectada por la procesionaria

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Si nos damos cuenta de que nuestro perro ha podido tener contacto con una procesionaria, inmediatamente hay que limpiar la boca del animal con un paño y agua tibia, para eliminar posibles restos, ya que el animal es incapaz de escupir. Seguidamente, el tratamiento médico debe basarse en una dosis de cortisona inyectable para reducir la inflamación y evitar la progresión hacia un shock anafiláctico, además de dar antibiótico, protectores gástricos y dieta blanda durante los siguientes 3 días.

En los casos donde se han producido lesiones de la lengua, hay que estar atento a su evolución, ya que frecuentemente acaba necrosante la zona que ha estado en contacto con la oruga y puede caer un fragmento de lengua. También es habitual ver que la glándula salivar que hay debajo de la lengua se hincha hasta salir por los lados y se la muerden. Los perros tienen riesgo de deshidratación porque pierden mucha agua con la salivación y no tienen capacidad de mover la lengua para poder beber.

Fuentes: Carla Bellera, CTFC, Clínica Veterinaria Setelsis, Raquel Castillo, SEFaS, Tres Torres Veterinarios.


Deja un comentario

cinegeticat gifPublicidad