Menys química i més consens. | Cinegeticat - gestió, caça i equilibri
Actualidad

Menos química y más consenso.

Menys química i més consens. 1

Denis Boglio - Solsona - 17/06/2018

El jabalí necesita menos química y más gestión. Los cazadores juegan un papel muy importante en este asunto de país.

Menys química i més consens. 2
Foto Mikel Arrazola. Hembra de jabalí con crías.

El aumento descontrolado de las poblaciones de jabalíes es un fenómeno mundial, que aumenta desde los años 1980 y afecta tanto a los Estados Unidos, como en Australia, China, India, Rusia y todos los países europeos. Ni tiene una explicación simple ni tiene una solución universal. El aumento está directamente relacionado a la disminución del número de cazadores, a unos inviernos más templados, a la intensificación de los cultivos y la expansión de zonas periurbanas. En cuanto a soluciones, es un quebradero de cabeza para todas las administraciones que hacen frente a este reto.

En la región del Queensland en Australia, los jabalíes han desarrollado la costumbre de atacar y matar el ganado vivo y se han declarado especie invasora y perjudicial y se busca la erradicación total. En la región India del Punjab, se han suprimido los permisos necesarios para la caza del jabalí en caso de daño a la agricultura. En la Toscana se aprobó en 2015 y 2016 una campaña de esterilización química con dispensadores automáticos de pienso tratado que sólo se abrían en caso de que se acercaran jabalíes, pero los resultados fueron muy limitados.

Las campañas de esterilización a gran escala se llevan a cabo en varios lugares del mundo, y sobre varias especies. Las que han demostrado su efectividad lo han hecho en entornos limitados, con una esterilización sistemática de más del 80% de la población hembra durante años de forma continua y con un coste aproximado de 800 € por animal. Esta solución puede ser interesante en zonas periurbanas concretas semi cerradas, donde la sociedad puede estar dispuesta a cargar con un elevado coste de tratamiento durante años.

Aquí en Cataluña se inició una prueba de esterilización en el Vallès. Hace unos días, apareció una foto de una cerda con crotal de seguimiento (supuestamente vacunada) acompañada de un grupo de rayones (crías de jabalí). Quienes hicieron estos proféticos y triunfadores anuncios del 100% de efectividad del plan de vacunación nos deberían explicar hoy qué pasa con esta cerda identificada y con las crías. Anunciar un 100% de efectividad después de haber comprobado 3 animales de un total de 25 tratados es algo arriesgado.

Los estudios y experimentos realizados en otros países no han planteado nunca la vacunación como la única solución, sino, como una herramienta más en casos determinados: zonas urbanas, cerrados, etc. y siempre junto a una política cinegética que mantiene y apoya la caza de los animales.

Aquí afloran dos problemas de fondo: uno de gestión de la situación, y otro de comunicación. La gestión de esta compleja situación que se asemeja más y más a una emergencia debe involucrar a todos los actores: administraciones públicas, ayuntamientos, cazadores, ecologistas, agricultores, para llegar a un consenso. Cualquier solución mágica, que nazca solo del acuerdo entre algunas de las partes, está destinada a fracasar. Debe haber un claro liderazgo, consenso amplio, un área geográfica específica, una estrategia a largo plazo, con pocas acciones variadas y responsables para cada una, con un control científico de la eficacia de las medidas. Por ahora, no se ven estas condiciones en Cataluña. Esperamos en cualquier caso, que el Plan de control de daños que quiere impulsar la Generalitat trabaje en este sentido.


MussapPublicidad
UN %re blogueros les gusta esto: