Editorial

El porqué de la huelga de caza de jabalí

Eduard Melero – Cardona – 30/08/2022

Muchos vecinos habéis oído hablar o decir que este año no se cazará el jabalí en Cataluña porque los cazadores nos hemos declarado en huelga y nos pedís el porqué de esta huelga. Aquí tenéis un pequeño resumen del estado de la cuestión.

Hace muchos años que el colectivo cazador se siente despreciado por la Administración y los medios de comunicación públicos, ya sea porque la mayoría de políticos (reflejo de la sociedad en la que vivimos) se han vuelto "animalistas" o bien porque los que lo conocen se sienten en minoría y se ven incapaces de defenderlo públicamente por miedo a perder votos.

Hartos de irse encontrando cada vez más presionados por la burocracia, estigmatizados por una parte de la sociedad (la más urbanita) y gobernados por unas leyes cada vez más restrictivas, los cazadores han tomado la decisión de hacer un paro de caza de jabalí con el fin de poder ser escuchados.

Los cazadores de la Territorial de Girona de la Federación de Caza, los impulsores!

En este contexto, los cazadores de Girona, en una reunión con la Territorial de caza decidieron por unanimidad no comenzar la temporada de caza del jabalí, incluyendo las batidas por daños, al menos hasta que la Generalitat no elimine el nuevo punto 8.3 de la Orden de vedas. A esta proclama se han ido añadiendo casi todas las cuadrillas de caza del jabalí de Cataluña.

El conflictivo punto 8.3 de la Orden de Vedas

El detonante de este anuncio de huelga fue el nuevo punto 8.3 que se ha introducido en el actual Orden de Vedas, que dice textualmente lo siguiente:

"8.3 La persona o entidad titular del aprovechamiento cinegético o la persona en quien delegue, de acuerdo con el plan técnico de gestión cinegética vigente, comunicará con la máxima previsión posible, y en todo caso antes de su inicio, al Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, mediante el tramitador o la aplicación informática que este departamento habilite a tal efecto, las batidas de caza mayor previstas durante la temporada hábil de caza, indicando la matrícula del terreno cinegético, la fecha, el horario previsto, el municipio y las coordenadas UTM del punto central de la batida."

Pues bien, para los desconocedores del mundo de la cacería, esto es inalcanzable en la mayoría de batidas o "ganchos" de jabalí que se hacen en Cataluña, porque hasta el mismo momento del inicio de la cacería, en función de los rastros que se vean, no se sabe de lo cierto dónde se cazará. Incluso, durante una misma jornada de caza, el lugar puede variar.

Este punto NO garantiza la seguridad

Representantes del Departamento han explicado, en diferentes reuniones con entidades de caza, que esta medida se hace para garantizar la seguridad de los usuarios del medio natural (raíz de las presiones que ha recibido el Gobierno por parte de familiares de una persona accidentada el año pasado en una cacería del jabalí mientras paseaba en bicicleta). Los cazadores, siempre a favor de la seguridad en el ejercicio de su actividad, consideran que esta medida no garantizará más seguridad durante la caza del jabalí, por los motivos que se exponen a continuación.

Si lo que se pretende es reducir el riesgo de accidentes con usuarios del medio natural (seteros, excursionistas, ciclistas, esparragueros, recolectores de piñas, de lentisco, de plantas aromáticas,.......) durante la caza del jabalí, la solución es que no entren en la zona de batida, que seguramente estará señalizada con las placas que el Departamento ya hace unos años que obliga a colocar.

Y en caso de que entren, que lo hagan de forma respetuosa con los componentes de la cacería, que vayan con ropa bien vistosa (como hacemos nosotros) y que se limiten a actuar con normalidad, sin salir de los caminos y/o pidan al cazador que encuentren, donde pueden desarrollar su actividad sin que corran ningún riesgo ni otorben el desarrollo de la batida. Esto último lo hemos hecho infinidad de veces, les decimos: ¿veis ese espacio de allí? ese trozo de monte? pues podéis hacer tranquilos que por allí no hay ningún tipo de incompatibilidad, porque nosotros sabemos dónde tenemos nuestros compañeros y dónde hay zonas que no afectan a la batida y pueden ser ocupadas por otros usuarios.

Los demás usuarios del medio natural a veces esto lo reciben con gratitud y otras veces se indignan e incluso insultan con expresiones que no hay que reproducir. Pero aún así, los cazadores siguen haciendo pedagogía mientras la Administración toca el violín.

Un coste económico para la Administración y una tarea inútil añadida a los cazadores

Referente a la comunicación del punto 8.3... ¿cree que quien quiera salir al bosque mirará una web (que aún no está operativa y de la que todavía no se ha hecho difusión en la sociedad) para saber dónde se hace una cacería de jabalí y modificar así su salida pertinentemente? Hay que tener en cuenta, además, que esta comunicación, los cazadores la pueden hacer un minuto antes de empezar... la comunicación con días de antelación es totalmente incompatible en la mayoría de cacerías, a excepción de las que se organizan entre diferentes cuadrillas o las que tienen lugar en parques naturales con calendario de actuaciones.

Es obvio que si se comunica y la información está disponible online, más información pueden tener los usuarios del medio natural más previsores y con más habilidades informáticas..., pero eso sigue sin garantizar la seguridad de las batidas, porque no todo el mundo velará por estar informado, porque quien quiera seguirá pudiendo entrar de cualquier manera dentro de las batidas... entonces, ¿¿qué habremos conseguido?? Gastar más dinero público en una web, en una aplicación móvil, unas notas de prensa luciendo nuevos mecanismos de comunicación, esto seguro,... y que con suerte algunas personas hagan un buen uso.

Los cazadores tienen permiso para cazar y es una actividad regulada

Los cazadores están obligados a comunicar dónde se realiza la cacería, y quien quiera puede entrar a hacer su actividad allí mismo? ¿Sólo los cazadores tienen obligaciones? No hay que obviar que la actividad cinegética es LEGAL, que dispone de la autorización de los propietarios de los terrenos donde se actúa (el 77% del bosque catalán es privado), que dispone de seguros obligatorios para su ejercicio y que, guste o no decirlo, es NECESARIA.

¿Esto ocurre con el resto de usuarios/actividades que se hacen en el bosque? ¿Sólo tienen derechos? ¿De qué sirve comunicar dónde se cazará si no hay ninguna acción de regulación o coercitiva hacia los que entran en la batida? La discusión, señoras y señores, podría centrarse en qué derechos prevalecen en cada momento... ¿quizás? ¿Qué prevalece, tanto a nivel de necesidades del territorio como de seguridad? Que se cace y que se haga de la mejor y más segura manera posible. Y eso implica a todos, no sólo a los cazadores.

Más allá del 8.3,...

Ya basta ir sólo a "sobreregular" los "fáciles". Aquí hay que leer más allá de las líneas del 8.3, y entender que lo que se está exigiendo es que los cazadores cuenten con el reconocimiento y el aval de su actividad por parte de la administración y los políticos responsables, sin ataduras, en abierto y sin tabúes.. Si la actividad disfruta de este reconocimiento público, si se protege la actividad cinegética de verdad, si se explica a la ciudadanía por qué es necesaria (argumentos no faltan), se creará con el tiempo conciencia pública sobre el tema, sobre la necesidad de dejar hacer las batidas, de restringir el acceso de otros usuarios a su interior, por seguridad.

Hace falta voluntad para hacer este trabajo de base. Después que vengan las regulaciones (¡para todos!) que sean necesarias, con una Ley de caza actualizada, pero CONSENSUADAS con el colectivo para hacerlas viables con la realidad del territorio y que sean útiles. Así también se invertirá el dinero público de forma más eficaz... ¡Hay que ir al fondo de la cuestión!

Una huelga con consecuencias muy graves

Las consecuencias de esta huelga serán múltiples y variadas. El hecho de no cazar jabalíes provocará con toda probabilidad un aumento de accidentes de tráfico con estas especies, así como también agravará los daños a la agricultura y puede facilitar aún más la entrada de la peste porcina africana (PPA), ya que es jabalí es el principal portador, lo que pondría contra las cuerdas a todo el sector porcino.

Con este anuncio de huelga, campesinos y el sector porcino ya han puesto el grito en el cielo y desde el colectivo cazador, conscientes de lo que les supone, se espera empatía, porque al fin y al cabo es una lucha compartida entre los diferentes agentes del sector primario, del mundo rural en general.


Un comentario sobre “El porqué de la huelga de caza de jabalí

  1. más claro «IMPOSIBLE», Blanco y en botella, es un problema «POLÍTICO» de base, estas acciones de huelga deberían ir acompañadas de anulación contratos con ayuntamientos y propietarios de los terrenos o cotos de caza y por supuesto de seguir pagando «LICENCIAS DE CAZA» en CAT., segurísimo entonces «NOS ESCUCHARAN» inmediatamente, si con votos no podemos hacernos escuchar por políticos COBARDS, sin €€€€€, seguro salen políticos valientes, (sin acritud)

Deja un comentario

Genérico CinegeticatPublicidad