Actualitat

Qui finança a aquests grups?

Redacció – Barcelona 02/03/2015

Els companys de la revista Jara y Sedal ens demanen que difonguem la següent nota, on expliquen que un grup d’ecologistes radicals està pressionant i assetjant als periodistes de dita revista perquè no volen que es publiqui d’on surt bona part del finançament d’aquests grups ecologistes.

“Los ecologistas de EQUO inician una campaña contra Jara y Sedal en redes sociales

Lo hace después de que la revista haya publicado, en su número de marzo, un amplio reportaje de investigación en el que informa sobre cómo se financian los grupos ecologistas con dinero público.

En el mismo instante que el último número de la revista Jara y Sedal llegaba a los kioscos, el partido EQUO lanzó una virulenta campaña en redes sociales contra la publicación, a la que acusó de dedicar “una sarta de infundios y mentiras a las organizaciones que defienden tu patrimonio natural”.

La sarta de infundios y mentiras a la que se refieren los ecologistas es una recopilación detallada de muchas de las subvenciones públicas recibidas por WWF España, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife y Amigos de la Tierra durante los últimos años. Documentos oficiales a los que la revista enlaza mediante un código BIDI para que cualquier lector pueda consultarlos.

Subvenciones como la que recibió Ecologistas en Acción el pasado año por valor de 130.000 euros para “Realizar seguimiento de las políticas ambientales en 2014? o los más de 500.000 euros que el Ministerio de Medio Ambiente ingresó a SEO/BirdLife para estudiar la viabilidad de un posible “Etiquetado de Productos de Red Natura 2000?. Esa misma organización también es protagonista en las páginas de Jara y Sedal, donde informan de que la Universidad de Málaga acaba de cuestionar la validez científica de los informes elaborados por SEO/BirdLife que recomendaban prohibir la modalidad del silvestrismo porque, supuestamente, presentarían importantes defectos de forma que podrían alterar sus conclusiones. Además, denuncian que la administración pagó 60.000 euros al grupo ecologista por la redacción de uno de esos informes.

Además, en el artículo Jara y Sedal denuncia otros aspectos como que el MAGRAMA niega la entrada de representantes del millón de cazadores españoles en el Consejo Asesor del Medio Ambiente, mientras que los ecologistas (que según la revista representan a unas 180.000 personas) tienen cinco asientos.

Ante las presiones y descalificaciones recibidas en las últimas horas, la redacción de Jara y Sedal acaba de lanzar una campaña en redes sociales reivindicando el derecho a informar libremente de sus periodistas.”


MussapPublicitat
%d bloggers like this: