Actualidad

Los cazadores colapsan la Gran Vía de Barcelona

Edu Melero – Barcelona – 07/10/2023

Más de dos mil vehículos colapsan la Gran Vía de Barcelona en una marcha lenta reivindicando la no atención del Gobierno para resolver el conflicto que sufre el colectivo cazador a raíz de las esperpénticas normativas que la Consejería del consejero Mascort va aplicando a los cazadores.

La marcha lenta promovida por la Asociación de Perreros de Cataluña para defender la caza y el mundo rural ha provocado paradas de tráfico en la vía C-31 a su paso por L'Hospitalet de Llobregat, en la Gran Via de les Corts Catalanes hasta colapsar la zona de Plaza España y enfrente de la sede del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural y que ha acabado atravesando Barcelona hasta llegar a Montmeló generando atascos y complicando bastante la circulación durante la mañana y mediodía.

Las peticiones

La Asociación de Perreros piden una rectificación pública y un compromiso firmado de que la consejería del señor Mascort no trabajará para incluir a los perros de caza dentro de la ley de bienestar animal de Cataluña.

  • Pedimos un aumento del número de perros requeridos para no tener que declarar núcleo zoológico y poder tener una reglamentación sobre perreras de caza adecuada a las necesidades reales sin huir en ningún momento del cumplimiento y compromiso de mantener a los perros en un estado de manutención óptimo garantizando un bienestar animal adecuado a nuestros COMPAÑEROS de cacería.
  • Pedimos poder hacer cría con nuestros perros y sin ánimo de lucro cuando queramos o cuando lo necesitemos. No entendemos por qué con núcleo zoológico se puede hacer cría libremente y con la declaración de perreras de caza debemos esperar tres años entre cría y cría y hacerlo exclusivamente por reposición. Esto hace que el número real de perros disponibles para la actividad a una perrera de caza disminuyera casi en un 50%.
  • Pedimos la corrección total de la norma que obliga a mantener una distancia de 200 m desde una perrera de caza a una granja de cerdos, 100 m en casos excepcionales, ya que creemos que no es más que un aprovechamiento oportunista de la situación que sufrimos en el País con el peligro de la entrada de la Peste Porcina Africana. El ciclo vital de las paparras demuestra que es imposible que una paparra pase directamente de un animal a otro animal, con lo que queda patente que nuestros perros son tanto o tan poco portadores de este vector como lo puede ser un conejo de bosque, un buitre, un zorro o una paloma. El único peligro que sopesamos es el contagio por contacto directo entre un perro que haya mordido un jabalí infectado y un cerdo doméstico durante las 72 horas posteriores a la mordedura o para compartir espacios comunes durante este tiempo, con lo cual, si se mantiene una profilaxis adecuada y el cuidado necesario, la distancia entre estructuras es indiferente que sea de 10 o de 200 m. Como mucho, podemos aceptar, que las nuevas perreras respeten cierto alejamiento consensuado en las granjas a partir de ahora, pero nunca la demolición de las que ya existen. En este punto tampoco nos han sabido confirmar que los perros sean un reservorio natural de la PPA.
  • Pedimos que la aplicación de las órdenes municipales sobre el censo de perros sea la misma en toda Cataluña y que no puedan contradecir las normas que se puedan consensuar sobre las perreras de caza, censo específico para perros que estén declarados dentro de perreras de caza y misma tasa asequible en todas partes.
  • Pedimos que se identifique a todas las personas que llevan perros de caza a las perreras municipales o a las protectoras y se haga un listado de las mismas para poder discriminar a aquellas personas que habitualmente hacen esta práctica, y si fuera el caso, poder sancionarlas si se demuestra que raptan a nuestros compañeros durante la actividad cinegética o los extraen de nuestras perreras.
  • Pedimos la obligación por parte de las perreras municipales y otras de comunicar en un plazo corto de tiempo que tienen acogido a uno de nuestros perros y la gratuidad de su recogida si se demuestra que no ha existido negligencia por parte del propietario.
  • Pedimos de forma fehaciente que todas aquellas personas que entren dentro de una zona correctamente señalizada en la que se esté desarrollando una batida de caza mayor sean sancionadas. Este correctivo económico y lógico evitaría muchos accidentes, incluso mortales, que se producen y de los que todos queremos huir.
  • Pedimos la gratuidad del curso de bienestar animal necesario para poder transportar perros de caza. Entendemos la necesidad de formarnos aunque esta formación ya nos la otorga la experiencia, y por eso no entendemos por qué no debe ser una formación gratuita para nuestro colectivo.
  • Pedimos que no se redacte ninguna normativa sobre perros de caza sin contar con la participación de los representantes de los perreros.
  • Pedimos una Ley de caza catalana que sea redactada por expertos, científicos y cazadores donde estén representados los perreros y no por un puñado de entidades, la mayoría anticaza, que poco pueden aportar al tema cinegético por desconocimiento y seguramente por intereses contrapuestos a la actividad.
  • Pedimos la creación de espacios de adiestramiento de perros de caza mayor como ya existen en otras comunidades autónomas o en Francia.

Y como retos compartidos con otras entidades cinegéticas del País exigimos:

  • que los representantes de los perreros y de Agrupcat participen en los consejos de caza de Cataluña y allí donde se decida cualquier cosa relacionada con la caza con pleno derecho y voto.
  • la redefinición del reglamento sancionador abusivo que se aprobó en el año 2020 en temas cinegéticos.
  • la salida del punto 8.3 del orden de vedas de este año y la no ampliación de su aplicación fuera de espacios gestionados por la administración.
  • respeto para poder llevar a cabo una actividad legal y legislada desde diferentes órganos legislativos tanto europeos como nacionales, autonómicos y locales, con tranquilidad.
  • respeto por no tener que ir a la escuela de nuestros hijos a defenderlos cuando los compañeros, e incluso algunos maestros, se enteran de que sus padres somos cazadores.
  • respeto para que los ataques que recibimos continuamente por redes sociales tanto individualmente o como colectivo no continúen amparados por el silencio cómplice de las leyes que nos deberían dar protección, permitiéndolos con total impunidad por los acosadores.
  • respeto para que podamos hacer divulgación de nuestra actividad en los medios de comunicación sin manipulaciones ni miedo a ser vilipendiados.

La consulta a la Dirección General

A mediados de septiembre el equipo de Cinegeticat envió los siguientes puntos a la Dirección General por ahora sin respuesta, para que aclararan toda esta serie de dudas que ha generado la normativa referente a los perros de caza y que muchos cazadores han pedido a la redacción.

– ¿Cómo demuestro que mis perros son de caza?

– ¿Qué diferencia hay entre perreras de caza y perreras deportivas? Entendemos que los cazadores deberían tener una perrera de caza o perrera cinegética de trabajo, en ningún caso los cazadores deberían tener una perrera deportiva a menos que el perro practique un deporte olímpico o compita.

– ¿Los núcleos zoológicos legalizados que estén a menos distancia de una granja de cerdos de la que marca la normativa, que tendrán que hacer?

– En caso de que se modifique la normativa actual, las perreras que tengan más animales o individuos de los autorizados, como deberán proceder para adecuarse al número exigido por el departamento, y ¿qué deberán hacer con los perros sobrantes?

– Una vez rellenado y firmado el documento de registro de perrera de caza donde se debe enviar y ¿por qué vía?

– Referente a la cría en las perreras de caza, la DG aclaró en un documento que se permitía criar por reposición (20230922-SbDG-Comunicado-Sociedades-01-CA (1)). ¿Esto es así?

– A fecha 1 de agosto (1-agosto-Requisitos-perrera-de-caza2023) el departamento publicó el siguiente pdf de requisitos y el 31 de agosto se publicó este otro (31-agosto-requisitos-perreras-deportivas-o-de-ca-a). ¿Por qué hay dos versiones? ¿Qué se modificó?

La decepción

El paro cinegético declarado el pasado día 3 de septiembre (inicio de la temporada general de caza) continúa con más fuerza y determinación cada día que pasa mientras tanto al parecer, la Federación Catalana de Caza continúa sin reconocer los problemas ni apoyar las reivindicaciones, lo que está creando un rechazo de muchos cazadores hacia la entidad deportiva.

TV3 también hace caso omiso y no hace ningún tipo de mención de estos actos reivindicativos bastante vistosos a su audiencia, a pesar de tratarse de un canal público de información catalán.

El orgullo cazador

Esta marcha reivindicativa en Barcelona se ha convertido en un hecho histórico con un ambiente festivo y de hermandad donde se ha demostrado la capacidad organizativa de los cazadores y el buen hacer con responsabilidad sin incidentes ni incivismo de ninguna clase. Una muestra que enorgullece al colectivo y que lo hace más grande, donde siempre se podrá decir: ¡Yo estaba!

Sólo se ha lamentado el hecho de que algunos cazadores hayan decidido no manifestarse y que desde el primer día estén cazando, muy probablemente por desconocimiento y desinformación, sin embargo se han hecho proclamas animándolos a añadirse de cara a los próximos actos reivindicativos, porque, al fin y al cabo, la lucha por los derechos de los cazadores es una lucha compartida y que ayuda a mejorar el conjunto del colectivo.


Deja un comentario

cinegeticat gifPublicidad