El món ocellaire a l'UCI | Cinegeticat - Portal referència de caça
Opinión

El mundo pajaril en la UCI

Joaquim Casals – Manresa – 15/08/2019

Los fringílidos son una familia de aves paseriformes, vulgarmente llamados pájaros. Son de tamaño mediano o pequeño, suelen tener un pico fuerte y generalmente cónico, en algunas especies este puede ser bastante alargado, pero siempre más corto que la cabeza, generalmente tienen un plumaje con colores muy vivos con una cola truncada de 12 timoneras. Otra característica es su vuelo, basado en ondulaciones. Estos pájaros los encontramos por el hemisferio norte y África, se alimentan preferentemente de grano y nidifican en los árboles, principalmente un nido abierto en forma de copa construido por la hembra.

Los fringílidos se adaptan muy bien a la domesticidad de vivir en jaula, son muy apreciados por su canto y por su plumaje. Los principales pájaros que se han cazado siempre son: los jilgueros (Carduelis carduelis), los verderones (Chloris chloris), los pinzanes (Fringilla coelebs) y los pardillos (Linaria cannabina).

Dentro de la familia de los Paseriformes encontramos diferentes subfamilias con sus especies Passeriformes

Foto de Flevo Birdwatching

Los orígenes de la caza de pájaros

Se conocen datos de la captura de aves desde los imperios persas, árabes, romanos y egipcios utilizando la pega y/o redes. En España la afición al canto se originó en Gibraltar durante los años de la llegada de los ingleses, comienzos del 1700. A partir de ahí se fue expandiendo por el sur hasta llegar a toda la península y convertirse en una tradición. Cazar pájaros, sobre todo servía para alimentarse y más adelante se convirtió en un entretenimiento muy arraigado en el mundo rural y poco a poco se fue popularizando hasta extenderse por todo el territorio. Un pájaro enjaulado hacía compañía, era como la radio actual dicen algunos, también hay imágenes de paredes llenas de jaulas con pájaros en las colonias textiles como si fueran hilos musicales al servicio de los trabajadores. Esto pasó en buena parte porque muchos de los personajes importantes de la época comenzaron a tener un pájaro enjaulado en casa para oírlo cantar lo que les otorgaba como un símbolo de poder.

Caza de pájaros como herramienta básica para promover la lengua catalana

Los amantes de los pájaros se comenzaron a organizar y crear grupos (por ejemplo, la Societat ocellaire de Torelló fue fundada en 1845 y la sociedad de Berga remonta a 1870) o entidades con el fin de conocer e intercambiar experiencias acerca de actividad que les apasiona. Estas entidades de Cataluña acogieron muchos «recién llegados» del sur (inmigrantes que se asentaron en Cataluña en busca de trabajo y que tenían grandes dotes y tradiciones sobre la captura de pájaros) y fueron pieza clave para la integración y promoción de la lengua y cultura catalana.

Los más tradicional del mundo de los fringílidos fue la captura, la caza de pájaros. El método más ampliamente usado en Cataluña siempre ha sido el ramo (encina formada o rama ubicada en un buen lugar de paso) donde se ponían debajo los pájaros enjaulados (reclamo) que al cantar, atraían a otras aves hasta que se detenían en las crucetas (crucetas impregnadas de pega) y así eran capturados. Otros métodos utilizados también eran la red plegable y la red japonesa (esta última, siempre prohibida).

Foto de Andrea Lightfoot

La caza de fringílidos era como la etapa primaria de la caza general

Durante muchos años, los inicios de los cazadores pasaba por la caza de fringílidos. Era muy normal ir a parar el ramo con un grupo de amigos el día antes y el día siguiente por la mañana ir a cazar, colocando los reclamos (pájaros de determinadas especies seleccionados para que al cantar atrajeran otros pájaros de la misma especie) y las crucetas (impregnadas de pega porque cuando se pararan los pájaros reclamados quedaran pegados) mientras se disfrutaba de un buen desayuno y se pasaba un excelente día en la naturaleza, aprendiendo con la experiencia y la observación el comportamiento de muchos animales incluso de la meteorología. A medida que iban creciendo las sociedades pajariles fueron surgiendo nuevas actividades relacionadas con las aves, como por ejemplo, los concursos de canto. En un principio estos concursos se hacían en el ámbito local pero poco a poco se fue extendiendo hasta celebrar concursos autonómicos y/o nacionales. Fue entonces cuando se empezó a perder la esencia de la caza de pájaros, ya que se empezaron a priorizar los concursos y afloraron las envidias, el mercado negro, la manipulación genética, ... con todo lo que ello conlleva.

Los más jóvenes, cuando podían conseguir el permiso de armas, dejaban a un lado la caza de pájaros y empezaban una nueva etapa cinegética: la caza menor con perro o la caza del jabalí.

Soluciones apresuradas

El año 2009 por las indicaciones de la Comunidad Europea se prohibió la captura de fringílidos con pega y entonces Núria Buenaventura, Directora General de Medio Ambiente i Habitatge de la Generalitat de Catalunya, por las presiones recibidas por la Federación Catalana de caza y el mundo pajaril en general, autorizó durante ese mismo año, la captura de fringílidos con pega a «modo de estudio» para probar que la caza con pega era un caza selectiva y no selectiva. De hecho, hay estudios que han demostrado un alto porcentaje que la captura con pega y reclamo es selectiva.

La muerte de una tradición cultural en Cataluña

Inmediatamente, el fiscal imputó a Núria Buenaventura con un delito de prevaricaciónteniendo en cuenta que estaba autorizando una cosa prohibida, y desde entonces se terminó la caza de pájaros con ramo y pega, es decir, murió una tradición y se perdió una parte de la cultura catalana.

Los años siguientes hasta el 31 de diciembre de 2018, mediante un decreto «urgente» fue posible capturar fringílidos con red plegable pero con una serie de condiciones marcadas por la normativa europea; Hacer un censo de todas las aves en cautividad en Cataluña, identificarlas con anillas y hacer un censo de los fringílidos en el territorio. Con estos censos se permitió la captura de un % de pájaros, machos y hembras para el ejercicio de la cría en cautividad.

Y en la actualidad, 2019, está absolutamente prohibido la caza de fringílidos dejando al aire las siguientes preguntas:

  • ¿La cría en cautividad es viable?
  • ¿La caza con pega no es selectiva?
  • ¿Se dejará perder una tradición y parte de nuestra cultura?
  • ¿Los representantes de los cazadores hacen algo para revertir la situación?

Deja un comentario

Genérico CinegeticatPublicidad
En %re blogueros les gusta esto: